Terapia con ventosas

La terapia con ventosas consiste en aplicar ventosas, normalmente elaboradas de cristal o de plástico, sobre el cuerpo del paciente generando un efecto de vacío mediante la succión la cual se adhiere a la piel y parte del músculo abriendo los poros.

 

Se pueden aplicar las ventosas de varias formas y con distintos objetivos:

• Una vez que se ha hecho el vacío y se ha colocado la ventosa sobre la piel del paciente, se desliza de un lado a otro produciendo un efecto masaje que estimula la circulación de la sangre y de la linfa y sirve para eliminar toxinas.

• Se adhiere mediante la técnica de ventosa fija en determinados puntos con el fin de tratar ciertas zonas del cuerpo a través de sus puntos reflejos en la espalda.

 

Efectos terapéuticos que se atribuyen a la terapia con ventosas:

• Como primer efecto y más importante, se le asocia una acción analgésica (reducción del dolor). Esto se consigue a través de la mejora del flujo sanguíneo local, produciendo así la llegada de nutrientes y oxígeno además produce una liberación miofascial, mejorando el deslizamiento intertisular (entre los distintos tejidos del organismo).

• En el rendimiento deportivo es utilizado como una técnica de recuperación, los deportistas recurren a métodos que consigan recuperarse más rápido de la fatiga (relajación muscular y antiinflamatorio), a relajar mucho más la musculatura y a prevenir lesiones.

 

Aquí te mostramos algunos efectos terapéuticos adicionales que genera el tratamiento con ventosas:

• Drenaje linfático.

• Eliminación de toxinas.

• Trata las contracturas musculares.

• Trata los puntos gatillos.

• Terapia antiinflamatoria y analgésica.

• Fortalecer los tendones.

Palabras clave :

ventosaterapia, dolor, edema,