La Punción Seca y su uso en la fisioterapia

Son muchos los métodos empleados en la fisioterapia actualmente dirigidos al tratamiento del dolor. Desde el punto de vista de la intervención, se puede hablar de técnicas de tratamiento invasivas y no invasivas.

En cuanto a las no invasivas tenemos: estiramientos musculares, masajes descontracturantes, terapia de láser, termoterapia, ultrasonido, TENS, entre algunos otros. Dentro de las técnicas invasivas tenemos la punción seca (PS) que consiste en el empleo del estímulo mecánico de una aguja como agente físico y se usa el adjetivo «seca» ya  que no se emplea ningún agente químico y, así, distinguirla inequívocamente de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia, como anestésicos locales.

La punción seca se utiliza para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial (SDM) pero también se usa en el tratamiento dolor de hombro en hemiparesias, dolor lumbar, radiculopatías, y otras patologías.

El uso de la PS para tratar el SDM se hace sobre los puntos gatillos, estos son contracturas musculares causadas por disfunciones de las placas motoras de las fibras afectadas.

Si bien es cierto que la punción seca luego de aplicarla deja la zona adolorida, esta no es motivo para no confiar en sus efectos, tenemos muchos pacientes que tomaron la decisión de aplicárselas y los comentarios son realmente satisfactorios además de esos hay estudios realizados del beneficio que estas tienen; este no debería ser tomado como un hecho aislado de en si las terapias ya que se integra dentro del tratamiento fisioterapéutico, junto con otras técnicas.

Palabras clave :

punción seca, dolor, antiinflamatorio,