Kinesiotaping...Un complemento a las técnicas de tratamiento en fisioterapia

La venda del kinesiotape fue inventado por Joseph C. Komp en el año 1970, pero el desarrollo del concepto de vendaje neuromuscular y sus aplicaciones funcionales se dieron por Kenzo Kase.

El tape es una cinta de 100% algodón elástico y de consistencia adhesiva, la cual es utilizada sobre la piel, la aplicación del Kinesiotape se basa en tres técnicas principales dependiendo de la zona que tratemos, las tres formas básicas son: vendaje “I”, vendaje “Y”, vendaje “X”, aunque en los últimos años se han desarrollado algunas variantes (en abanico, en malla, circulares, asterisco, entre otras), las aplicaciones duran entre 3 a 4 días aproximadamente; debemos tener en cuenta no colocarlo sobre heridas recientes o laceradas.

Una característica principal es que nos permite realizar todo tipo de actividad física sin ningún tipo de limitación funcional siendo fácil su adaptación, con resistencia al agua.

Dentro de los beneficios del su uso, es que ayuda a mejorar el rendimiento muscular, complementa las técnicas de tratamiento de fisioterapia muy variadas como la estabilidad articular, mejora de la propiocepción o desajustes del tono muscular, favorece en el rendimiento muscular y mejora la recuperación de lesiones musculares, como la Tendinopatía Aquilea y Rotuliana, Fascitis Plantar, patología del Manguito Rotador, Codo de tenista, entre otras lesiones clínicas y/o deportivas.

Para la colocación estándar del Tape seguimos estos tres sencillos pasos:

La base de la tira se pega sin estirar, ponemos al músculo o segmento a colocar el tape en un estado de cierta elongación.

Pegue la tira tensionando como máximo un 10% siguiendo la trayectoria del músculo y hasta el otro extremo cual se pega sin tensión, realzar un poco de rozamiento para impregnar la cinta.

Palabras clave :

kinesiotape, estabilidad muscular,